Ansiedad, estrés y emociones. Una relación directa.

Articulos

 

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un estado displacentero de expectación, de inquietud, zozobra temor sin base real, puede estar acompañado de trastornos digestivos, opresión precordial (presión fuerte en el pecho), sudoración, temblores internos, esta ansiedad se presenta de manera importante en forma de crisis.

Aparece un sentimiento subjetivo de inquietud, la personas refieren un  “sentimiento vago que no puede definir, temor a algo imprevisto, cuya causa no es conocida”

Hay una sensación interna de desorganización ante una circunstancia peligrosa, amenazante, negativa.

Se siente una amenaza potencial a la autoestima, a la seguridad y a la confianza en uno mismo.

Síntomas psicofisiológicos y neurovegetativos de la ansiedad.

Palpitaciones, arritmias, taquicardias, sudoración, parálisis transitorias de movimientos, cefalea, psicalgia, salto epigástrico, angustia, alopecia (caída del cabello), alteraciones en la esfera sexual, vértigos, náuseas, temblores generalmente en las extremidades y referidos como internos, se afecta la piel.

Crisis de ansiedad

Las crisis de ansiedad pueden verse acompañadas de sensación de muerte inminente, puede aparecer alcalosis respiratoria (la persona respira muy rápido va perdiendo el CO2 y se altera y hasta puede desmayarse, años atrás se les pedía controlar la respiración, respirando con una bolsa como medida de urgencia, hasta que se recuperara la respiración tranquila normal)

Durante una crisis quien la experimenta se siente preso de una gran ansiedad y  de los síntomas somáticos acompañantes.

Se manifiesta a través de / o

  1. Síntomas psicológicos: desde el punto de vista didáctico se asemeja a la vivencia de espera de una situación terrible desconocida.
  2. Síntomas somáticos: manifestaciones vegetativas (opresión precordial, mareos, poliuria (orinar mucha frecuencia), anorexia, entre otras.

Manifestaciones vegetativas más frecuentes durante una crisis de ansiedad:

Cardiovasculares: palpitaciones, opresión, dolor precordial.

Respiratorias: polipnea, disnea, crisis asmatiforme.

Digestivas: náuseas, vómitos, anorexia, diarrea, espasmos, doloresn etc.

Genitourinarias: poliurias, polaquiuria.

Neuromusculares: tensión muscular, calambres, temblores, dolores.

Sensitivas: parestesias, vértigos, prurito, etcétera.

En los trastornos por ansiedad se incluyen:

Fobia específica, fobia social, crisis de ansiedad, crisis de angustia “ataque de pánico”, agorafobia, trastorno por estrés postraumático, estrés agudo, trastorno obsesivo-compulsivo, ansiedad generalizada, trastorno adaptativo.

Porqué existe la ansiedad en nosotros 

La ansiedad es la emoción de la supervivencia. Existe porque evolutivamente era necesaria para los animales y humanos pre-lingüísticos y, también es muy útil en la actualidad.

El problema aparece cuando queremos controlar “mentalmente” nuestro cuerpo y nos asustamos cuando aparecen reacciones “normales” que no nos lo parecen.

Los síntomas de la ansiedad son el resultado de los cambios de nuestro cuerpo para intentar sobrevivir, luchando o huyendo.

La ansiedad es provocada por la realidad o por los pensamientos.

El Estrés:

El estrés es un tipo de ansiedad moderada pero constante que acaba agotando nuestro organismo.

Asumimos más responsabilidades de las que podemos abarcar o intentamos durante demasiado tiempo ir al límite de nuestras fuerzas.

Puede ser un factor de riesgo para las crisis de ansiedad. Además, influye en cambios del estado de ánimo, irritabilidad, problemas para dormir, etcétera. Recuerda somos biología.

Las Emociones:

Las emociones son la interpretación que hacemos de nuestras sensaciones físicas. Nuestro cuerpo cambia de manera similar al asustarse que, al sorprenderse, lo que las diferencia es lo que pensamos sobre la situación.

Para regular estas emociones lo que tendremos que hacer es controlar nuestras sensaciones físicas.

Estrategias para manejar las emociones

Aprender técnicas de respiración

   –Profunda

   –Controlada

Relación entre la relajación muscular y la respiración

 Si hay más nerviosismo, aumenta la frecuencia de respiración

 Si aumenta la frecuencia respiración, hay más nerviosismo

 A menor nerviosismo, también habrá menor frecuencia de respiración

 A menor frecuencia de respiración, tendrás menos nerviosismo

Respiración profunda

–Inspirar: 5 segundos, hasta llenar por completos los pulmones.

–Retener: 5-7segundos, para estimular el nervio vago (sistema nervioso parasimpático)

–Espirar: 10 segundos.

•NOTA: el tiempo mínimo por ciclo debe ser de 20 segundos para evitar la hiperventilación.

–Se deben realizar de 3 a 5 ciclos consecutivos.

Respiración controlada:

La técnica consiste en aprender a respirar de un modo lento: 10 -12 respiraciones por minuto (normalmente respiramos entre 12 y 16 veces por minuto)

–Inspirar: 3 a 4 segundos.

–Espirar: 3 a 4 segundos.

–Pausa: 1 segundo.

Indicaciones:

Debe de ser pausada y regular.

Diafragmática (mano en pecho y en boca del estómago, para saber si estamos llevando el aire hacia el fondo de los pulmones, si cuando respiramos se eleva la mano que tenemos situada en el pecho significa que nuestra respiración se está quedando en la zona no adecuada).

Practicarla durante 5 minutos.

Tratamientos recomendados para la ansiedad:

Método del descondicionamiento con psicoterapia.

Psicoeducación sobre el trastorno.

Terapia Cognitivo Conductual.  (Técnica de Reestructuración Cognitiva)

Exposición para las Fobias.